Entrenadora Personal NSCA-CPT en Madrid. Entrenamiento Presencial y Online. Especialista en Sistema Hormonal y patología tiroidea. Nutrición y Suplementación.

+34 654 27 48 12

SÍGUEME EN INSTAGRAM
Eres lo que estás dispuesto a sacrificar
Top

Fatiga adrenal

La fatiga adrenal ocurre cuando nuestras glándulas suprarrenales las tenemos tan quemadas de haberlas dado tanto trabajo con el paso de los años que nos ha dado como resultado un desequilibrio hormonal y una baja producción de cortisol.

Y si vas al médico querida te mirara el cortisol en análisis a primera hora de la mañana que no sirve para nada, porque lo que me interesa es como lo tienes en diferentes puntos del día y como además tu DHEA está reaccionando a esa producción de cortisol. Bueno igual el médico te deriva al endocrino para que te mande unos análisis para descartar la enfermedad de Addison o de Cushing… pero repito esas pruebas no me valen para nada, si que sirve de algo, y digo algo, un 5% cuando esos valores de cortisol están o muy por debajo o muy por encima y entonces es para preocuparnos e intuirlo.

La fatiga adrenal está relacionado directamente con el estrés, que sucede cuando tus glándulas suprarrenales se encuentran por debajo de su funcionamiento óptimo.

Las glándulas suprarrenales tienen diversas funciones en nuestra salud pero la principal es responder al estrés.

Se encargan de liberar hormonas como el cortisol, DHEA y epinefrina, que se usan para regular los ritmos circadianos, el ritmo cardíaco y el sistema inmunológico, entre otras cosas.

Es importante también puntualizar que el metabolismo de la glucosa está ligado directamente al eje hipotálamo – hipófisis – suprarrenal, este eje juega un papel clave en la movilización de energía.

Cuando las glándulas suprarrenales se estimulan en exceso durante largos periodos de tiempo, comienzan a debilitarse.

Quizás hayas sido una persona muy activa en tu vida, que tenía fuerza y energía para todo y poco a poco te has ido debilitando, y ya no te quedan fuerzas para ni 1/10 parte de lo que hacía antes.

Algunas causas típicas de la fatiga adrenal incluyen estrés a largo plazo, ya sea por exceso de ejercicio, estrés en el trabajo, problemas en las relación con tu familia durante años y años, problemas en la relación contigo mismo, e incluso enfermedades crónicas.

Y al final, llega un momento en el que hemos quemado tanto nuestras suprarrenales que son incapaces de responder de forma adecuada cuando las necesitamos.

Los síntomas más típicos son:

  • Cansancio constante.
  • Dificultad para concéntrate.
  • Alergias, enfermedades y manifestaciones inmunológicas.
  • Depresión leve.
  • Falta de entusiasmo
  • Hipoglucemia.
  • Malas digestiones.
  • Hinchazón abdominal continuo.
Ya no es que tengas “picos de cortisol o picos de glucosa continuos nocturnos” es que ya no los tienes porque incluso durmiendo 12 h del tirón sigues agotada.
Fatiga adrenal es un término que se aplica a un conjunto de síntomas inespecíficos, tales como dolores corporales, fatiga, nerviosismo, alteración del sueño y problemas digestivos como
vimos ayer.

A menudo, este término se usa en los libros de salud populares y en los sitios web de medicina alternativa, pero no es un diagnóstico médico aceptado.

Lo que en medicina si está aceptado es el término “insuficiencia suprarrenal” que tenemos tanto la primaria (enfermedad de addison, enfermedad autoinmune) como la secundaria.

Los defensores del diagnóstico de fatiga suprarrenal afirman que es una forma leve de insuficiencia suprarrenal causada por estrés crónico. La teoría detrás de la fatiga suprarrenal es que las glándulas suprarrenales no logran mantener el ritmo de las demandas de la reacción de lucha o huida constante. Como resultado, no pueden producir cierta cantidad de hormonas que necesitas.

Es frustrante tener síntomas constantes que el médico no puede explicar fácilmente. Pero aceptar crear o suponer un diagnóstico sin pruebas que lo corroboren podría ser peor.

Es como si empiezas un cambio de alimentación, ejercicio, suplementación… para una fatiga adrenal pero realmente detrás de eso está la fibromialgia, otra enfermedad autoinmune, una amenorrea, un tumor hipofisario…. al que no le estás prestando atención.

No puedes buscar el diagnóstico verdadero y definitivo porque hay muchos factores detrás que estudiar y que te han llevado a este punto. Nada llega a tu vida de la noche a la mañana, va manifestándose poco a poco… hasta que por no escucharlo, estalla.

El estrés en el cuerpo puede ser físico, mental, emocional o incluso imaginario y todos tienen el mismo impacto en la liberación de hormonas y el efecto del estrés en nuestro cuerpo.

Dentro de la corteza suprarrenal, se regulan la aldosterona, el cortisol y la cortisona. Estas hormonas son más críticas para la función corporal. La aldosterona ayuda a los riñones a retener sodio y excretar potasio (si bomba sodio potasio estos importantes minerales imprescindibles que nuestro cuerpo necesita, y que los diuréticos y el estrés hacen que se desequilibren).

El tan importante cortisol. Que de manera intermitente y esporádica – puntual está una herramienta maravillosa pero que a largo plazo… el peor de los males.

El cortisol tiene muchas funciones, como mantener la presión arterial y la función cardiovascular, ralentizar la respuesta inflamatoria del sistema inmunológico y equilibrar los efectos de la insulina en la descomposición de la glucosa para obtener energía.

El cortisol también participa en la regulación del metabolismo de proteínas, carbohidratos y grasas, ya que estimula al hígado a elevar el azúcar en sangre según sea necesario, en respuesta a las demandas metabólicas, la actividad física y el estrés.

Como os decía el cortisol mediante analítica en sangre por la mañana puede dar dentro de rango e incluso muy alto pero luego caiga en picado, o que este súper bajo por la mañana y que por la noche este por las nubes…

El cortisol bajo es un marcador de agotamiento suprarrenal. Existen un sin fin de síntomas de niveles bajos de cortisol, que como dije anteriormente se relacionan con otros trastornos. Algunos síntomas incluyen:
• Fatiga.
• Sueño no reparador.
• Malestar mal definido.
• Pérdida de ambición.
• Mayor miedo y aprensión.
• Pensamiento disperso.
• Disminución de la concentración y la memoria.
• Baja energía.
• Los antojos de azúcar.
• Alergias o enfermedades autoinmunes.
• Mayor dolor o artritis.
• Náuseas / falta de apetito por la mañana.
• Consumo excesivo de cafeína u otros estimulantes.
• Tendencia a sentirse mejor hacia la noche.
• Disminución del deseo sexual.

Los niveles bajos de cortisol se han relacionado con lo siguiente:
• Los factores de personalidad / estilo de vida / ocupacionales conducen a insuficiencia suprarrenal.
• Perfeccionismo.
• Antecedentes de trauma físico o emocional severo o estrés prolongado.
• Trabajo por turnos.
• Profesión docente o sanitaria / puesto de mando medio.
• Sobreentrenamiento.
• Cualquier trabajo en el que la persona se sienta atrapada o impotente.

• Alto consumo de harina refinada y azúcar.
• Hipotiroidismo y/o enfermedades autoinmunes ligadas a la tiroides.

La insuficiencia suprarrenal como dije anteriormente se puede dividir en dos tipos, una forma primaria y una secundaria, según la duración de la enfermedad y las hormonas afectadas.

La insuficiencia suprarrenal primaria es el resultado de una pérdida de secreción de cortisol y aldosterona debido a la destrucción total o parcial (enfermedad de Addison) de ambas glándulas supra. Esta disminución se da por diferentes causas: una enfermedad inmunitaria, por infección (como tuberculosis, micosis o VIH), pérdida de sangre, tumores o tratamiento con fármacos anticoagulantes.

La mayoría de los casos notificados de insuficiencia suprarrenal primaria son el resultado de la destrucción de la corteza suprarrenal por el propio sistema inmunológico del cuerpo y el proceso lleva meses o años.

Muchas veces, las personas no saben que tienen la enfermedad y pueden ser diagnosticadas erróneamente con otro trastorno similar.

Antes de empezar con la insuficiencia suprarrenal secundaria que se da más frecuentemente con el sobreentrenamiento, ya que he tocado la enfermedad de Addison me gustaría hacer hincapié en la Enfermedad de Cushing.

Aquí hablamos de un cortisol muy alto, pero repito por el centro médico, lo que nos entra es el cortisol en sangre por la mañana, o el total en orina durante 24 horas, entonces me interesa mirar ambas enfermedades, ya que puede haber un cortisol muy alto durante todo el día, o tener ese momento puntual de cortisol alto y el resto a 0, entonces puede haber mucha confusión.

El síndrome de Cushing ocurre cuando la corteza suprarrenal se vuelve hiperfuncionante y aumenta la producción de cortisol.
Puede deberse a una hipersecreción de la corteza suprarrenal debido en la mayoría de casos, a un adenoma y más excepcionalmente, a un carcinoma.

Sin embargo, la causa más frecuente del «síndrome de Cushing» es la hipersecreción de ACTH (hormona adrenocorticotropa) que en el 85% de los casos debe su origen a un adenoma hipofisario productor de ACTH.

María Sánchez Romero

mariapowerpt@gmail.com

No Comments
Add Comment
Name*
Email*